UNICEF: Los mosquiteros son esenciales para reducir las muertes y las enfermedades por paludismo

UNICEF-LOGO (preview)

El paludismo sigue matando cerca de 660.000 personas cada año, en su mayoría niños y niñas africanos. La cobertura universal de mosquiteros tratados con insecticida es clave para lograr avances contra el paludismo, una de las enfermedades más mortíferas para la infancia, dice UNICEF en el Día Mundial del Paludismo.

Con sus aliados, UNICEF realiza tareas de promoción y apoya a los gobiernos en la distribución gratuita de mosquiteros tratados con insecticida, especialmente los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración. Cuando se logra la cobertura universal –un mosquitero por cada dos personas– esta medida simple y eficaz puede reducir la mortalidad infantil en un 20%.

800px-UNICEF.svg

En 2004 había sólo 5,6 millones de mosquiteros en África subsahariana. Hasta hace poco, debido a la escasa competencia entre los productores, los mosquiteros eran muy caros para poder ampliar su distribución. Sin embargo, hacia 2010, las compras al por mayor, las adquisiciones conjuntas, una mejor financiación y la ampliación de la capacidad de fabricación en África llevó a que la cifra aumentara a 145 millones. Un enfoque sostenido y centrado en una alta cobertura con esta intervención antipalúdica extremadamente eficaz contribuyó en gran medida a que se salvaran 1,1 millones de vidas y a la reducción a un tercio de la tasa de mortalidad por paludismo en África, que se ha registrado desde 2000.

“Es inaceptable que todos los días más de 1.500 niños sigan muriendo a causa de una enfermedad prevenible y curable”, dijo Nicholas Alipui, Director de Programas de UNICEF. “Hay que distribuir mosquiteros tratados con insecticida a todos los que los necesitan, ofrecer pruebas oportunas para los niños y administrar las medicinas apropiadas cuando ya han contraído la infección”.

Un tratamiento de tres días cura las infecciones por paludismo, sobre todo si el caso se diagnostica a tiempo y se trata adecuadamente, en particular con terapias combinadas basadas en la artemisinina. Pero muchos niños, especialmente en África, siguen muriendo de paludismo, ya que no duermen bajo mosquiteros tratados con insecticida y no pueden acceder al tratamiento necesario durante las primeras 24 horas después de la aparición de los síntomas.

UNICEF apoya los esfuerzos nacionales para capacitar a los trabajadores sanitarios de la comunidad y proporcionarles herramientas simples, como las pruebas de diagnóstico rápido del paludismo para que los niños reciban la medicina rápidamente cuando sea necesario. Sin embargo, la proporción de niños tratados que reciben un tratamiento de primera línea en África, como la artemisinina, es inferior al 30% en la mayoría de los países.

UNICEF, con los gobiernos, los donantes y otros asociados, también procura formas innovadoras de llegar a los niños y niñas más vulnerables y difíciles de llegar en la búsqueda de la cobertura universal. Por ejemplo, además de las distribuciones gratuitas de mosquiteros durante las campañas a gran escala en las zonas más pobres y remotas, también proporciona mosquiteros para los niños durante las inmunizaciones de rutina y para las mujeres embarazadas durante las visitas prenatales. UNICEF también está intensificando sus esfuerzos en la gestión integrada de casos en la comunidad, que brinda un conjunto de intervenciones vitales más cerca de los niños, las familias y los hogares.

Se estima que durante la última década se repartieron los suficientes mosquiteros como para cubrir el 80% de las necesidades de África subsahariana. Muchos mosquiteros están llegando sin embargo al final de su vida útil y deben ser reemplazados. Los países que ya habían reducido su carga de paludismo en un 50% pueden sufrir un rápido aumento de los casos y de las muertes por paludismo si los mosquiteros ya gastados no se sustituyen.

De 2000 a 2010, la proporción de niños que duermen bajo un mosquitero tratado con insecticida en África subsahariana aumentó de menos del 5% a más de un tercio. Pero las adquisiciones mundiales de los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración se han reducido en un 52% con respecto al objetivo anual de 150 millones de dólares. Esta desaceleración podría socavar gravemente los logros alcanzados hasta la fecha.

“Hemos avanzado mucho en esta lucha, pero no podemos pasar por alto la meta de reducir los casos y las muertes por paludismo a cero. Debemos asegurarnos de que los países dispongan de la financiamiento necesario para luchar contra el paludismo y lo utilicen para proteger a sus niños y a sus mujeres embarazadas”, agregó el Sr. Alipui.

La lucha contra el paludismo no sólo salva las vidas de los niños, sino que también proporciona muchos otros beneficios económicos y de salud a las comunidades afectadas. Por ejemplo, la reducción del paludismo mejora la salud de las mujeres embarazadas y de sus recién nacidos, y, por lo tanto, reduce el ausentismo escolar y laboral. La eliminación del paludismo reduce la carga de los centros de salud congestionados. Se estima que, en África, el retorno por cada dólar gastado en la lucha contra el paludismo es 40 veces mayor.

Ha habido avances y éxitos impresionantes basados en sólidas alianzas y en las generosas contribuciones de muchos donantes, pero estos beneficios se pueden perder rápidamente si no se mantiene un enfoque y una inversión sostenidos.

Anterior Siguiente

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Temas Relacionados
bullying-acoso_escolar (preview) Bebe-de-Shakira-